Make your own free website on Tripod.com

EQUILIBRIO ECOLOGICO SUSTENTABLE A. C.

Home

QUIENES SOMOS | DONDE ESTAMOS | QUE HACEMOS | CHAPALA | EL DIENTE | BARRANCA DE HUENTITAN | PRESA DE ARCEDIANO | EN CONSTRUCION | FAUNA | Título de la nueva página | LO IDEAL
PRESA DE ARCEDIANO

fpublico080303.jpg

EL alcalde tapatío, Fernando Garza, negó una clínica a la comunidad de Arcediano, pero se comprometio a llevar sus peticiones al gobierno estatal. Foto: Antonio Romero

A los habitantes de Arcediano no los tomó por sorpresa la decisión final de que será en su comunidad donde se construya la presa que abastezca de agua a la zona metropolitana y se dijeron preparados a ir con Vicente Fox para impedirlo, pero si éste no les hace caso, pedirán como última opción la reubicación, nuevas casas y fuentes de trabajo.

Guadalupe Lara Lara, presidenta del Comité Pro Defensa de Arcediano y habitante del lugar, manifestó que el gobierno del estado por lo menos tendría que ofrecer un lugar nuevo para vivir a 33 familias que desde hace años habitan en la única delegación de Guadalajara. En total son entre 170 y 180 personas.

Como seres humanos y como moradores de muchas generaciones, creemos que debimos ser los primeros en conocer dicho proyecto, y nos marginaron en todos lo aspectos, dejándonos al último sin opinión ni voto, manifestó.

Los habitantes de la delegación tapatía de Arcediano fueron visitados por primera vez por el alcalde de Guadalajara, Fernando Garza Martínez, quien acudió a escuchar las protestas contra la construcción de la presa que podría arrancar en octubre próximo.

Lara Lara pidió al primer edil que atendiera a esa comunidad por lo menos con la construcción de una escuela decorosa y una clínica, pero no desaprovechó la oportunidad para hacer notar que Garza Martínez no había visitado antes ese lugar como titular el Ayuntamiento.

En público no obtuvo respuesta del alcalde, pero en entrevista éste dijo que no tenía contemplada ninguna obra pública para los pobladores de Arcediano. Lo que sí les respondió durante su visita, que no duró más de 20 minutos, fue que a él no le compete la construcción de la presa.

También pedirle al ingeniero Dau [titular de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento] que les dé toda la información que ustedes requieran para conocer el proyecto, señaló Garza Martínez sin comprometerse a más.

Alfredo Menchaca Padilla, secretario general de la asociación Amigos de la Barranca, dijo que el alcalde sólo fue a posar para la foto.

Es tiempo de elecciones, vino a la foto porque lo principal, lo que le correspondía a él no lo contestó, sólo vino a cumplir con un ritual, consideró.

Para impedir la construcción podrían recurrir también a un amparo y a instancias internacionales, señaló. Incluso el 7 de mayo próximo llegarán a Guadalajara 30 ecologistas de varias partes del mundo que visitarán la Barranca y Chapala para conocer el desastre, comentó.

Los líderes de los habitantes de Arcediano se dijeron en contra del deterioro ambiental que podría llevar a la barranca la construcción de la obra más grande del sexenio de Francisco Ramírez Acuña; sin embargo, el lugar ya está dañado. Las aguas negras que llegan hasta ahí desde hace 30 años provocan un fétido olor que impiden una estancia saludable en el lugar.

presaarcediano.jpg

La CNA, por construir en Arcediano
7-Mar-03

Cristóbal Jaime Jáquez, titular de la Comisión Nacional del Agua, anunció ayer en esta ciudad que la presa al pie de la ZMG es la opción, aunque el director de la CEAS, Enrique Dau Flores, insiste en que no se ha descartado Loma Larga



Maqueta del proyecto de construcción de la presa en Arcediano. A la izquierda, el río Verde y a la derecha el río Santiago, que confluyen un kilómetro antes de donde se prevé la posible construcción de la presa de Arcediano
Para el director de la Comisión Nacional del Agua (CNA), Cristóbal Jaime Jáquez, la opción de abastecimiento de agua para la zona metropolitana de Guadalajara durante al menos los siguientes 30 años será la presa de Arcediano, sobre el río Santiago, un kilómetro aguas abajo de la juntura del río Verde, cuya construcción podrá arrancar en octubre de este año.

El funcionario acudió ayer a esta ciudad, invitado por el Consejo Consultivo del Agua, organismo asesor del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, para informar de los proyectos de abastecimiento y de otros problemas relacionados con el tema.

A la salida de la reunión, el funcionario declaró a Televisa: Es Arcediano, allí es donde se están haciendo todos los estudios necesarios antes de tener un proyecto ejecutivo definitivo. Dijo que el trabajo está avanzado y que parte de su misión al asistir a Guadalajara era la de comprometer el arranque de las acciones.

Los estudios técnicos se han llevado un tiempo largo, y como resultado tenemos una idea clara y precisa de la ubicación de la presa para que nos permita iniciar con el proyecto físico. El propósito de la CNA es comenzar pronto con las obras, arrancar con los caminos de acceso, precisó.

Jaime Jáquez no abundó respecto a cómo será la fórmula de financiamiento y cuánto será el monto en dinero que ponga el gobierno federal, porque eso no se definirá sino hasta que se cuente con todos los proyectos completos, según fuentes del organismo federal consultadas por este diario.

De este modo, la ZMG dejará de extraer entre 160 y 240 millones de metros cúbicos del lago de Chapala, conforme al título de concesión vigente a favor del SIAPA. La presa de Arcediano tendrá una altura de cortina de entre 119 y 125 metros, y albergará alrededor de 380 millones de m3.

El costo de su construcción está calculado preliminarmente entre tres mil y 3,500 millones de pesos. Se prevé que genere electricidad y pueda amortizar cerca de la mitad del costo de bombear a casi 500 metros. En cuanto a las aguas negras que se vierten de las cuencas de Osorio y San Gaspar, se pretende construir un gran colector que entregue estos residuos en la planta de tratamiento de Agua Prieta, después de la cortina de Arcediano. Con la construcción se anegarán tres viejas hidroeléctricas y los poblados de Las Juntas y Arcediano, con todo y el centenario puente colgante, que data de 1886.

En la misma reunión con los industriales, el director de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS), Enrique Dau Flores, contradijo al director de la CNA al sostener que se mantiene con vida la opción de Loma Larga, en el río Verde, entre los municipios de Yahualica y Tepatitlán, presa que de construirse exigirá dos mil millones de pesos más y un gran acueducto de 120 kilómetros de largo.

La decisión debe ser avalada por el Consejo Consultivo de la CNA, formado por los mejores científicos e ingenieros hidráulicos del país, el cual tiene ya en sus manos la información de los dos proyectos.

rio1.jpg


En 1997 el Ayuntamiento de Guadalajara declaró a la barranca de Oblatos y Huentitán como Zona Sujeta a Conservación Ecológica, con lo que se impide cualquier construcción. Foto: Antonio Romero

Obra hidráulica
Arcediano es Zona Sujeta a Conservación Ecológica
14-Mar-03

La Comisión de Ecología del Ayuntamiento tapatío no tomará una decisión mientras la CNA no presente un estudio de impacto ambiental. La declaración de preservar la barranca es de 1997

El 5 de junio de 1997, Día Mundial del Medio Ambiente y cuando César Coll Carabias encabezaba el gobierno de Guadalajara, el Cabildo aprobó por unanimidad la declaración con el argumento de que la barranca es de particular importancia para la ciudad, ya que cumple con diversas funciones que están relacionadas con la regulación hidrológica, climática, biogeoquímica, así como con la conservación de la biodiversidad y la sucesión biológica, se lee en el plan de manejo de la zona.

De acuerdo con la aprobación de 1997, es responsabilidad del gobierno municipal el manejo de la barranca, y es quien puede autorizar las modificaciones que cualquier persona quiera hacer.

Queda prohibida la construcción de todo tipo de edificaciones o instalaciones que no sean las destinadas para los fines de esta declaratoria, dice el documento aprobado durante la Administración del hoy subdirector administrativo de la CNA.

En el mismo, se advierte que quien viole la decisión del pleno del Ayuntamiento de Guadalajara, será sancionado administrativamente y penalmente en los términos de la Ley General de Equilibrio y Protección al Ambiente.

Dentro de la barranca tapatía se delimitaron cuatro tipos de zonas: una intangible o de recuperación para fines científicos, otra de uso intensivo controlado para fines agrícolas y ganaderos, una tercera de uso público de bajo impacto para turismo y recreación, y una última considerada como de amortiguamiento. En ninguna se puede construir.

Durante el año 2000 se hizo el Plan Integral de Manejo para la Zona Sujeta a Conservación Ecológica Barranca Oblatos Huentitán, en el cual se estableció las necesidades de que los pobladores de Arcediano y Las Juntas participaran en el proceso de conservación del lugar; sin embargo, hoy podrían ser reubicados para que se concrete la construcción de la presa.

Una de las prioridades de la barranca será involucrar a los pobladores y ejidatarios para que esta categoría de protección lejos de traerles algún perjuicio los beneficie y les traiga alternativas de crecimiento y desarrollo, se lee en el plan.

En la barranca confluyen otros municipios, como Tonalá, Zapotlanejo, Ixtlahuacán del Río y Zapopan, a quienes las autoridades tapatías les propuso declarar la zona que les corresponde también como protegida.

En el área que corresponde principalmente a Guadalajara, la CNA y la CEAS pretenden construir la presa de Arcediano, la cual abastecería de agua a la zona metropolitana y permitiría dejar de explotar al lago de Chapala.

Las autoridades estatales y federales contemplan la reubicación de las aproximadamente 170 personas que viven en esta comunidad, cuyos representantes se oponen a la construcción porque temen el deterioro ambiental del lugar.

Cuando la zona fue declarada como de conservación ecológica, el Ayuntamiento tapatío promovió diversos apoyos para los pobladores, como escuelas y actividades recreativas. Sin embargo, luego de que la CNA anunció que sería ahí la construcción de la presa, el actual alcalde de Guadalajara, Fernando Garza Martínez, manifestó que no tiene contempladas nuevas obras para la comunidad.

Violó acuerdo

Para hacer los primeros estudios de mecánica de suelo, por los que cortaron árboles y dinamitaron una parte de la barranca, según pobladores de Arcediano, la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS) violó la declaratoria del Ayuntamiento de Guadalajara en la que se establece que el lugar es Zona Sujeta a Conservación Ecológica.

Lorena Torres Ramos, regidora de la Comisión de Ecología de la comuna, manifestó que ni a su oficina ni a la Dirección de Medio Ambiente llegó solicitud de permiso por parte de las autoridades estatales para ingresar al área protegida maquinaria pesada y empezar los estudios.

Para nosotros es muy importante saber este tipo de cuestiones, y ver de qué forma todas las instituciones podamos respetar lo establecido para la barranca o la zona protegida, dijo la edil.

Torres Ramos explicó que desde que inició el actual trienio, la Administración tapatía busca diferentes formas para conservar el estado natural de la Barranca de Oblatos Huentitán, en donde el gobierno estatal pretende construir una presa.

En enero del año pasado el pleno del Ayuntamiento aprobó enviar al Congreso local la petición para que eleve a decreto la declaratoria de la barranca, en su porción correspondiente al municipio de Guadalajara como área natural protegida, en virtud de resultar esencial y urgente para la preservación y desarrollo del entorno del lugar, se lee en el dictamen. Torres Ramos manifestó que las autoridades tapatías continúan a la espera de dos decisiones; que el Congreso acepte decretar la zona como protegida, y que las autoridades estatales envíe a la comuna el proyecto de construcción de la presa de Arcediano para encontrar un camino que deje la menor afectación en la barranca.

Se pueden buscar los caminos para que se haga ahí la presa, pero obviamente si no se tiene un duro impacto ambiental, que sea un trabajo conjunto de los gobiernos federal, estatal y municipal, se pueden respetar las esferas.